Así es, dos equipos españoles tienen asegurado su “ Road To Lisbon ”, más concretamente hacia el Estádio da Luz, sede donde se disputará la Final de la Champions League el próximo sábado 24 de mayo, y el camino hacia Lisboa lo recorrerán dos aficiones del mismo país, como la del Real Madrid y Atlético de Madrid, precisando en el hecho de que por primera vez en la historia dos conjuntos de la misma ciudad, Madrid, disputarán una final de la Copa de Europa, todo ello tras una semana épica en la que el R.Madrid dio un repaso al Bayern de Múnich en el Allianz Arena y el Atlético de Madrid hacía lo propio en Stamford Bridge al dejar en la cuneta al Chelsea, de cara a hacerse con un billete de acceso para la final de Lisboa, escenario que disfrutará de la final española, bajo las 7 estrellas.

Sergio Ramos gol Bayern

Bayern Múnich 0-4 Real Madrid: el Real Madrid se presentaba el martes en el Allianz Arena con una mínima renta a favor de 1-0, tras el partido de la ida en el Bernabéu, que le exigía saltar al terreno de juego sin la intención de especular y, sin duda, se dedicó en cuerpo y alma a aumentar esa ventaja lo antes posible, desde que el karma le devolvió a Sergio Ramos la oportunidad de redimirse de aquel penalti errado ante Neuer hace dos temporadas cuando inauguraba el marcador al rematar de cabeza un córner botado por Modric (15’), nuevamente sería el de Camas el autor del segundo tanto cuando Di María colgaba una falta al corazón del área que, tras peinar Pepe, aparecía Sergio Ramos como un resorte para firmar el segundo doblete de su carrera (20’), con el Bayern consternado, y el acoso blanco sucediéndose, en el infierno alemán no podía faltar a la cita con el gol Cristiano Ronaldo cuando entre Di María y Bale fabricaban una jugada que dejaba al galés ante Neuer y ahí cedía a CR7 para lograr el tercero (34’), tanto Bale como el propio Cristiano dispusieron de sendas ocasiones para continuar arrollando en dos malas salidas de Neuer que pudieron ser épicas, más allá de un resultado con el que la clasificación madridista ya estaba lograda, tras desbaratar al Bayern de Guardiola, pero el R.Madrid iba a por más y finalmente lograría endosarle la manita en el global cuando, de nuevo Cristiano Ronaldo (89’), batía al arquero rival, para obtener otro récord como las 16 dianas en una sola competición de Champions (a falta de un partido por disputarse), al lanzar una falta que se coló por debajo de las piernas que saltaron en la barrera, y de esta forma el equipo de Ancelotti se plantaba en una final de Copa de Europa 12 años después, teniendo más cerca la posibilidad de alzar la ansiada décima.

Cristiano Ronaldo gol Bayern

Chelsea 1-3 Atlético de Madrid: esta semana nos reservaba otra exhibición tras la del R.Madrid en Alemania un día antes, puesto que la puesta en escena de Stamford Bridge no amilanó a un Atléti que el miércoles le pasó por encima tácticamente al equipo “blue”, sobretodo en una segunda mitad en la que el conjunto colchonero jugó a su antojo con los londinenses, aunque para ello debió remontar el primer tanto local cuando Fernando Torres adelantaba al Chelsea (36’), con un gol que no quiso celebrar por respeto al equipo donde se crió, rápidamente el conjunto colchonero ofrecía la réplica en forma de gol, en el minuto psicológico, en el instante en que Tiago colgaba un balón ante la llegada de Juanfran por su carril para que el lateral enviase el esférico al área y allí se encontraba Adrián para batir a Schwarzer (44’), y así dar la razón al “Cholo” Simeone por confiar en él por alinearlo en el 11 de un equipo que ya estaba clasificado, puesto que un empate a goles clasificaba a los madrileños, tras el empate a cero de la ida, con lo cual este Atco. de Madrid ya tenía mucho camino recorrido, aún así no quiso confiarse y se lanzó a por el partido en una segunda parte que será recordada en Europa, más aún cuando Eto’o cometía un penalti sobre Diego Costa que el propio hispano-brasileño se encargaba de transformar en la puntilla (60’), hasta que, a los diez minutos, se producía la gran explosión de alegría atlética cuando Juanfran cabalgaba la banda derecha y soltaba otro latigazo hacia la portería rival para que Arda Turan rematase de cabeza un balón que, tras estrellarse en el larguero, salía rebotado para que el propio futbolista turco rebañase la pelota e introdujese el esférico en las mallas locales, echando tierra de por medio (72’), sentenciando una disputa que el Atlético siguió dominando hasta el pitido final que le permitirá plantarse en una final de Copa de Europa 40 años después.

Arda Turan gol Chelsea