La tarde ha arrancado con un encuentro entre Francia e Irlanda en el que los Boys in Green han tenido a los locales contra las cuerdas hasta que a Griezmann le ha dado la gana, cuando con un doblete ha revolucionado el partido para situar a Francia en los cuartos de final, fase a la que aún deben seguir llegando equipos y por ello, en el segundo partido del día de hoy, el 26-J, Alemania y Eslovaquia han echado el balón a rodar en el Estadio Pierre Mauroy.

Alemania 3-0 Eslovaquia. 1-0, Boateng (8′); 2-0, Mario Gómez (43′); 3-0, Draxler (63′).

Alemania le ha pasado el rodillo a Eslovaquia.

Alineación Alemania: Neuer; Kimmich, Boateng, Hummels, Hector; Khedira, Kroos, Özil, Draxler; Müller y Mario Gómez.

Alineación Eslovaquia: Kozacik; Pekarik, Skrtel, Durica, Gyömbér; Hrosovvsky, Skriniar, Weiss, Hamsik; Kucka y Duris.

El partido ha empezado con la posibilidad para Alemania de convertirse en la 1ª selección que no recibe goles en sus primeros 4 goles en una fase final de la Eurocopa. Objetivo conseguido. Pero el equipo que sí ha recibido gol, a los ocho minutos, ha sido Eslovaquia, cuando tras un córner propiciado por un disparo de Khedira, Alemania ha botado un saque de esquina, por medio de Toni Kroos, que tras ser despejado por la zaga el balón le ha caído en la frontal a un Boateng que, con mucho atrevimiento, se ha sacado un disparo que significaba la consecuencia positiva para los germanos de adelantarse en el marcador, gracias a la importancia de la buena técnica individual del defensor Jérôme Boateng.

Gol de Boateng a Eslovaquia

El marcador ya estaba inclinado de forma favorable hacia el conjunto de la Mannschaft, cuando cinco minutos después Skrtel, con muy poca cabeza, ha cometido un penalti tras agarrar y empujar a Mario Gómez, pitándose una pena máxima para matar el partido pero ante el que Mestu Özil no ha estado afortunado con su disparo, dado que Kozacik le ha intuido el disparo blandito del jugador ‘gunner‘. El propio Özil la tuvo poco después, tras un envío que Müller ha peinado ante la llegada de Mesut quien se ha sacado un chut que le ha salido cruzado, saliéndose fuera acariciando el pelo derecho del arquero que venía de adivinarle el lanzamiento desde los 11 metros; ahí, Özil ha sido ayudado por Mario Gómez, hoy de nuevo titular, porque sabe juntar por dentro, sacar el balón para desubicar a los laterales y a la hora de buscar remate dentro del área es el idóneo, tenía sentido, por parte de Alemania, contar con Mario Gómez en el día de hoy.

Quien también tenía sentido, como viene siendo habitual durante esta Eurocopa 2016, ha sido Toni Kroos, nueva exhibición del madridista, especialista en salir de la presión con esa primera orientación, dos de ellas de hasta 60 metros, telegrafiando envíos parabólicos y dominante el primer control, lo que ha servido para que Alemania se acomodase en el encuentro y dominase de principio a fin, con un plan caro, generando movimiento y con velocidad por banda, terminando las jugadas con hasta cinco efectivos dentro del área, ampliando el abanico de candidatos al remate.

Alemania estaba dominando totalmente el partido, precisamente Eslovaquia ha disfrutado de un par de minutitos en los que se ha abierto un poco más, creando una ocasión en la que Neuer se ha lucido con un paradón excepcional frente a un remate de Kucka tras un brillante servicio de Pekarik, y y eso lejos de venirles bien a los eslovacos, les ha salido rana, al haberse desconcentrado creando espacios, siendo Draxler quien se ha aprovechado para fabricar el 2-0, para marcarse una jugada fantástica por banda izquierda, driblando a sus marcadores, para sacarse un envío atrás casi en línea de fondo, en apenas un palmo de terreno, que Mario Gómez ha rematado de primeras, certificando la victoria y la consecuencia de una dinámica habitual en este primer tiermpo de juego en el que Draxler, por ambas bandas, ha creado situaciones para servir balones al delantero centro referencia, en este caso el goleador Mario Gómez. Brillante Julian Draxler, jugador muy diferente que aporta esa chispa y desborde tan necesario para el fútbol de Löw. Fútbol que, probablemente, ha sido el más lucido de la presente Eurocopa 2016.

Gol de Mario Gómez a Eslovaquia

Tras una primera parte donde la figura de Kroos, Kimmich, Draxler, Mario Gómez y Özil ha sido destacadísima, con laterales que dan profundidad, con un “9” referencia y si además Draxler está enchufado y Kroos.. Si Kroos sencillamente hace lo que sabe, estamos ante una Alemania muy superior que, con quince disparos a puerta, ya ha logrado el mayor registro en una primera parte en la actual Eurocopa 2016.

En la segunda mitad Eslovaquia ha dado entrada a Gregus por Weiss, lo que liberado más a un Hamsik que, nada más producirse el reinicio, se ha atrevido con un disparo seco, detenido por Neuer, desde fuera del área. Alemania ha bajado el pie del acelerador, con lo que ese descaro por las bandas, casi siempre protagonizado por Draxler, se ha ido diluyendo, partido más equilibrado, pero eso no ha evitado que Alemania le pasase el rodillo nuevamente, con gol del MVP del partido, Julian Draxler con una volea espectacular ha ejecutado a Kozacik sin ningún tipo de compasión.

Golazo de Draxler a Eslovaquia

Pero así es, otro gol de por medio, Alemania le ha pasado el rodillo a Eslovaquia tanto en fútbol, posesión, desborde y efectividad absoluta, con lo que era el momento de empezar a dar descanso a sus jugadores, una vez Alemania ya tenía aseguradísimo el billete para cuartos, donde Alemania ya espera rival que saldrá del duelo entre España e Italia, con lo que Joachim Löw ha introducido a Howedes y a una leyenda viva como Podolski por los goleadores Boateng y Draxler a falta de veinte para el final, y apenas unos minutitos después, de cara al último cuarto de hora, ha introducido a Schweinsteiger por Sami Khedira tratando de proteger al jugador para que no le muestre una amarilla, que supondría perderse el duelo de cuartos de final.

Con este resultado, 3-0, Alemania igualaba su mayor registro anotador en una Eurocopa, tras el 3-0 conseguido ante la URSS en 1972 y el obtenido frente a a Rusia en 1996, con lo que este Alemania 3-0 Eslovaquia se ha convertido en una de las mayores goleadas de Alemania en la historia de la Eurocopa.