Tras la clasificación para las semifinales de ayer por parte de la selección lusa, hoy le tocaba el turno a Gales y Bélgica jugarse ese puesto para batirse en duelo con Portugal la próxima semana en dichas semifinales, citándose en el día de hoy en Lille en el segundo de los partidos de estos cuartos de final.

Gales hace historia clasificándose para semifinales.

Gales hace historia clasificándose para semifinales Eurocopa 2016

Gales 3-1 Bélgica. 0-1, Nainggolan (13′); 1-1, Ashley Williams (30′); 2-1, Robson-Kanu (55′); 3-1, Vokes (85′).

Alineación Gales: Hennessey; Chester, Ashley Williams, Davies; Gunter, Taylor; Allen, Ledley, Ramsey; Bale y Robson-Kanu.

Alineación Bélgica: Courtois; Meunier, Alderweireld, Denayer, Jordan Lukaku; Witsel, Nainggolan, De Bruyne; Yannick Carrasco, Hazard y Romelu Lukaku.

Primera parte muy apetecible para el público habituado a un ritmo muy inactivo, por lo general, en los últimos encuentros que nos ha ofrecido esta Eurocopa 2016 regalándonos unos primeros 45 minutos cuyo inicio ha venido en forma de correcalles con dominio inicial de Bélgica, rubricado con un espectacular golpeo desde fuera del área de Nainggolan con el que la selección belga se ha puesto por delante, confirmando el mejor estado de una Bélgica que, curiosamente, a raíz del gol ha bajado los brazos y Gales le ha empezado a comer la tostada.

Gol de Nainggolan a Gales

Gales le ha empezado a comer la tostada hasta el punto de que ha logrado el empate, merced a un saque de esquina en el que la estrategia se ha impuesto a la férrea defensa rival, al alinearse con hasta cuatro hombres en el remate, para despistar a los defensas, siendo el capitán Ashley Williams quien se ha aventajado en el salto para sacarse un brillante remate de cabeza ante el que nada ha podido hacer Courtois.

Gol de Ashley Williams a Bélgica

Además tanto Gales como Bélgica han dejado en la retina muchas llegadas, balones al área y jugadas muy bonitas, a destacar una por parte de cada conjunto en la que, primeramente Bélgica, ha sometido a un auténtico fusilamiento a la meta rival en una jugada en la que hasta tres hombres se han sacado un ‘chut’ siendo Yannick el primero en disparar ante la mejor posición de Hennessey para que el rechace lo haya recogido Meunier y cuyo lanzamiento lo ha repelido un defensa bajo palos, y acto seguido a Lukaku le ocurría lo mismo en la misma jugada; la de Gales más clara la ha tenido en sus botas Neil Taylor, cuando una buena acción de los galeses por la derecha se traducía en un envío al corazón del área donde ha aparecido Taylor con un golpeo ante el que Courtois ha respondido de manera excepcional. Partido bonito, vibrante e igualado, aunque por fases, una para cada uno, todo esto en la primera parte.

En la segunda mitad la mejora de Bélgica ha sido evidente, con un inicio arrollador, sometiendo a los galeses durante los primeros diez de juego al ser los dueños del balón, generando clarísimas ocasiones de Lukaku con un buen cabeceo, un disparo de De Bruyne, seguido de un disparo cruzado de Hazard, indicando que si el jugador del Chelsea empezaba a enchufarse es porque Bélgica estaba enchufada, en su mejor momento. Pero así son las cosas del fútbol, cuando mejor estaba Bélgica, ha llegado el gol con el que Gales le daba la vuelta a la tortilla.

Gales no había entrado al partido en este segundo tiempo, instante en que Bale ha bajado al mediocampo para recibir y construir, ¿qué ha hecho? Construir el gol de la remontada con un pase largo expléndido buscando el hueco al que ha llegado el ‘gunner‘ Ramsey en el lateral del área, que ha sabido exprimier la debilidad belga con su llegada, potencia y jugabilidad, hasta sacarse un pase a la mejor posición de Robson-Kanu, quien, dentro del área, se ha revuelto para librarse de la marca de Meunier y Denayer, y a la media vuelta se ha sacado un balón para introducirlo en las redes de Courtois. Un gol muy del Radamel Falcao de hace cinco años.

Gol de Robson-Kanu a Bélgica

El partido ya era otro, con Gales y Bélgica ofreciendo un bonito espectáculo, sin complejos por parte de ninguno, y con una Gales por delante en el marcador con los tantos de Ashley Williams y Robson-Kanu, resulta curioso que ambos jugadores son chicos nacidos en Inglaterra, juegan con Gales gracias a una abuela, goles clave en la noche de hoy en lo que estaba siendo la victoria de Gales ante los diablos rojos en el instante en que se cumplían los setenta de juego.

Gales disfrutaba, pero presente del peligro de una Bélgica muy activa, pero que se topaba con una buena defensa galesa en la que la figura de Chester como central resultaba clave para el conjunto vencedor que defendía mucho por acumulación, dado que en ocasiones Bélgica seguía volcada en ataque, pero Gales ha demostrado que sabe hacer daño al rival de diferentes maneras, cuando debía trasladar el esférico lo hacía bien, cuando debía manejar con paciencia y solidez: lo mismo, y cuando debía salir de la presión del rival en una escapada, tras achicar agua en defensa, lo ha hecho, y dos veces, primero con el tanto de Robson-Kanu en apenas unos toques para plantarse en el área rival y en el definitivo 3-1 con el que Gales echaba tierra de por medio cuando en una de las muchas incorporaciones del lateral/volante de Gunter ha acabado en un centro medido al corazón del área rematado de manera excepcional por Vokes, con un soberbio cabeceo con el que ha ejecutado de manera definitiva a Bélgica cuando apenas quedaban cinco minutos para el final.

Gol de Vokes a Bélgica

De esta forma los Dragones se han ganado el acceso a las semifinales, algo histórico para una Gales soberbia que, desgraciadamente, no podrá contar con una de las estrellas de esta Eurocopa 2016, el ‘gunner‘ Ramsey, al perderse el próximo cruce frente a Portugal por acumulación de tarjetas, siendo la única sombra de un encuentro en el que Gales ha arrollado con su luz a una tímida, y todavía inexperta, Bélgica.

Gales se convierte en el primer país británico en llegar a semifinales desde que lo hizo Inglaterra en 1996, de ahí que esta Gales haya hecho historia. Ahora tiene un reto por delante descomunal, mostrando un buen espíritu de grupo, espíritu colectivo, tras superar la fase de grupos y quitarse toda la presión, ahora se presenta en semifinales sin nada que perder.

Gales 3-1 Bélgica