Tras la clasificación, en el día de ayer, de Portugal para disputar la final de la Eurocopa 2016, para la jornada de hoy tocaba conocer quién será el rival con el que se verá las caras el próximo domingo, para ello Alemania y Francia se han batido en duelo en el Stade Velódrome de Marsella.

Griezmann más que brillar deslumbra y así Francia es finalista.

Antoine Griezmann ante Alemania

Alemania 0-2 Francia. 0-1, Griezmann (47′); 0-2, Griezmann (72′).

Alineación Alemania: Neuer; Kimmich, Boateng, Höwedes, Hector; Emre Can, Schweinsteiger, Kroos; Özil, Draxler y Müller.

Alineación Francia: Lloris; Sagna, Koscielny, Umtiti, Evra; Pogba, Matuidi, Sissoko; Payet, Griezmann y Giroud.

Después de conocerse que Sami Khedira no va a poder disputar ni un solo minuto más en esta Eurocopa 2016, debido a la lesión que se produjo en la victoria de Alemania frente a Italia, el técnico germano ha propuesto un equipo con un 4-3-3 en el que Kimmich sería el dueño del carril derecho, Schweinsteiger se queda como pivote, custodiado por Emre Can en el interior diestro y por el madridista Toni Kroos como interior izquierdo; mientras, por parte de Francia, Deschamps ha repetido sin Kanté al ser consciente de lo que Sissoko le ofrecía al aportarle físico, fuerza y amplitud de campo, para imponer su idea para el encuentro.

Encuentro en el que Francia ha comenzado dominando, disponiendo, incluso, de una ocasión seria de Antoine Griezmann -a los cinco de juego- tras una combinación de tiralíneas en la que, encontrándose dentro del área, se ha sacado un disparo ajustado ante el que ha aparecido Neuer con una mano salvadora para los germanos.

Paradón de Neuer ante Griezmann

Con esta ocasión daba la impresión en estos primeros minutos, además de la superioridad gala, de que Kroos y Schweinsteiger llegaban incluso a molestarse debido a que el jugador del ManU, Bastian Schweinsteiger, había saltado al campo dispuesto a convertirse en la sombra de un enchufado Griezmann, al que perseguía constantemente entre líneas. Un Schweinsteiger que se convierte en el jugador con más encuentros en fases finales de Mundial y Eurocopa con 38 encuentros.

El paradón de Neuer ha provocado un “efecto-espejo” en el área contraria, donde Lloris ha hecho lo propio, al sacar un balón casi cantado, también con una estirada baja, ante un golpeo mordido de Hector. De esta manera se producía un empate a ocasiones, empate a paradones. Vidas paralelas de Manuel Neuer y Hugo Lloris.

Paradón de Lloris ante Emre Can

Así se ha llegado al cuarto de hora, el balón empezaba a ser para Alemania, ante la bajada de ritmo galo, empezando a carburar la conexión Kroos-Özil rompiendo muchas líneas por dentro a partir de tres cuartos de campo, lo que ha ayudado a que se hayan visto los mejores primeros veinte minutos de juego, de ahí que todo el Stade Velódrome de Marsella desease que el ritmo no decayese. Para que no decaiga Schweinsteiger nos ha regalado un espectacular golpeo desde fuera del área ante el que ha intervenido Lloris en el momento en que el meneo de Alemania estaba siendo absoluto, rozando el “fútbol total” en la primera media hora de partido, a la vez que Francia era conocedora de que todas sus opciones pasaban por medio del repliegue, la contra y alguna ocasión como dos libres directos, ambos atajados por Neuer, uno de Griezmann y otro de Pogba en el 37.

Kroos y Pogba

De este modo, Francia ha empezado a despertar en los últimos diez de juego, pese a que el encuentro estaba controlado por una Alemania comandada por un imparable Kroos, sin responsabilidades defensivas y protegido por el sistema de Löw, con lo que Francia ha tenido una llegada clara al área de Neuer, cuando Giroud se iba hacia su portería pero sin velocidad, con lo que Howedes le ha ganado metros y ha sacado el balón cuando el ‘gunner’ preparaba su disparo ante la mejor posición de Griezmann, vaya grúa la del delantero que hoy hacía de boya en el ataque francés, un ataque que se ha encontrado con el gol a favor, para sorpresa de los 22 del tapete, en el minuto psicológico.

Penalti de Griezmann

Momento en que el trencilla ha pitado penalti a favor de Francia, por mano de Schweinsteiger, en su salto con Evra el remate del lateral izquierdo ha tocado en la mano de Schweinsteiger, pitándose así una pena máxima que Griezmann ha transformado en el gol de Francia cuando se pitaba el descanso, un Antoine Griezmann que estaba siendo el mejor de su equipo, convirtiéndose en el único que ponía pausa a una Francia ahogada, pero que, contra todo pronóstico, se ha marchado a los vestidores con la ventaja en el marcador por medio del gol del goleador del torneo: Antoine Griezmann y sus cinco dianas.

Gol de Griezmann a Alemania

La segunda mitad ha dado comienzo esperando una reacción de Alemania, en lo que respecta al marcador porque en cuanto a fútbol ha ofrecido el mejor desarrollo de toda la Eurocopa 2016, con lo que se ha mantenido el ritmo vertical y rápido en estos primeros minutos de juego más igualados, a modo correcalles, siendo Alemania quien, poco a poco, empezaba a hacerse dueño del encuentro nuevamente hasta que a la hora de partido se le ha lesionado Boateng, entrando en su puesto Mustafi, con lo que Alemania vivía su peor momento en el torneo, debido a esta diferencia en el marcador propiciada por el penalti en contra, tal y como le ocurrió ante una Italia a la que finalmente venció en la tanda de penaltis, lo que ha convertido a Alemania en el equipo que más penaltis ha recibido en contra en la historia de la Eurocopa.

Cuando el encuentro encaraba su última media hora de juego en la que Alemania debía detener las acometidas de Griezmann con Höwedes y Mustafi, con lo que Löw ha querido ir a por el empate con un segundo cambio al dar entrada a Götze por Emre Can en el 67 de juego, poniendo todas las cartas sobre la mesa. Deschamps ha reaccionado de inmediato, en el 70 ha decidido fortalecer el centro del campo al darle entrada a Kanté por Payet.

Con este panorama, Francia lo ha empezado a tener mejor en el terreno de juego, más aún cuando ha abierto brecha en el marcador, de nuevo con un gol de Griezmann que comanda a Francia a la final de la EURO’16, después de un error en defensa alemana, personificada en un Kimmich que venía de hacer un gran torneo, que ha propiciado que Pogba se sumase al ataque cual extremo izquierdo y, desde fuera del área, se haya sacado un balón, tras un soberbio regate, que ha recogido Griezmann para firmar el 0-2 en el marcador de Marsella con su sexto gol en la Eurocopa 2016. Auténtico máximo goleador del torneo.

Doblete de Griezmann ante Alemania

La victoria estaba encarrilada, partido mucho más equilibrado en esta segunda mitad, en el instante en que Alemania ha despertado, tras otro gol en contra inesperado, y Kimmich ha querido redimirse con una llegada peligrosa que se ha encontrado con la cruceta, así como una segunda oportunidad de Alemania en la que una falta de Draxler se le ha ido fuera a la Mannschaft mientras veía cómo el final del partido se acercaba, en el momento en que Deschamps seguía moviendo piezas, para encarar el último cuarto de hora de partido, dando entrada a Gignac por Giroud, cuando más apretaba Alemania pudiendo haber recortado distancias en una clarísima en la que el balón se ha paseado por la línea de gol de Lloris, precedida por un disparo de Mustafi tras un barullo, con el que motivaba a los de Löw a seguir volcados en ataque siendo Höwedes quien, con cuyo remate, ha acariciado el gol al rematar un balón parado de Kroos en el 82.

De esta forma, el encuentro ha llegado a su final, un final que propicia que el conjunto local, Francia, selección que comanda Griezmann con su doblete, se plante en la finalísima del próximo domingo en Saint-Denis donde se medirán Francia y Portugal en busca de la gloria.

Celebración gol Griezmann ante Alemania

Duelo en el que se planta un Griezmann enchufadísimo con 6 goles en el torneo, la Eurocopa 2016, su Eurocopa. Veremos quién se alza con el trofeo.